Entrevistas

Lucas Balboa (Confidencial). Del mito a la realidad. 3ª parte

By Marzo 9, 2016 No Comments

[Puedes leer aquí la primera parte y la segunda parte]

En nuestro blog defendemos la relación entre la moda, los modelos y el protocolo, es decir, la importancia del protocolo en la moda y de formarse en protocolo para los modelos. ¿Qué opina Lucas Balboa al respecto?

Voy a contar una anécdota que para mi es importantísima. No voy a dar nombres pero si quiero que la reflejes porque es importante que un modelo la conozca. 

En Madrid, primero tenemos un casting con 75 modelos internacionales que trabajan para Dolce & Gabbana, para Dior, para Salvatore Ferragamo; para grandes marcas. Eso aparece en el composit de cada modelo. En el casting de los 75 seleccionamos a 15 para la pasarela Lucas Balboa. 

Los chicos empezaron a llegar para hacer el fitting. Ellos llegan, saludan al diseñador y al equipo con muchísima educación. Unos en inglés, otros en alemán, etcétera. Faltó uno por llegar, llegaron 14, y ese que faltó era un modelo posicionadísimo. Llegó al día siguiente. Pensé que había llegado tarde porque coincidía con la semana de la moda de Londres, que había llegado tarde el avión, o algo así.

Este chico llega con gafas oscuras, desaliñado. Si lo ves nunca dirías que era un modelo internacional. Llegó con toda la educación del mundo, nos saludó y me dijo que para él era un placer trabajar conmigo y nos pidió disculpas porque esa noche se había ido de fiesta toda la noche, era la primera vez que estaba en Madrid, se tomó dos copas que le sentaron fatal y estaba con una resaca impresionante. 

En ningún momento perdió la compostura, ni la sonrisa, ni la buena educación. Se mantuvo en pedirnos disculpas, avergonzado por haber llegado tarde. Para mi eso es importante. Un modelo de ese prestigio que sea capaz de pedir disculpas es un gesto muy profesional, eso es tener protocolo. Tu puedes ser el Rey de España pero si llegas tarde debes tener la suficiente clase, educación y protocolo para pedir disculpas, aunque seas el rey.

Entre sus miedos, ¿Está el miedo al fracaso?

Ese es constante. Pero no es al fracaso hacia los demás, es mi fracaso personal. Los demás no me importan tanto. He llegado a un momento en que ya, los demás me importan hasta un punto que es hacer sentir a los demás que han fracasado. Me dolería mucho pensar que puedo hacerle daño por mi fracaso a mi padre o a mi familia, a los amigos a los que quiero y que en mi fracaso les he arrastrado a un dolor mayor a ellos, me preocupa enormemente que toda la energía que ha puesto Efraín yo lo convierta en un fracaso; me produce auténtico terror.

Pero llegado el caso, que puede llegar a ocurrir, de todas las cosas hay que sacar algo bueno. Una vez Efraín me dijo unas palabras muy ciertas, “no lo mires nunca como un fracaso, míralo como un aprendizaje, quédate con lo que has aprendido de ese fracaso”; y me quedo con ello, así que, actitud positiva.

Lucas Balboa ha fracasado ya alguna vez, de hecho, tuvo que hacer un parón en su momento. ¿Qué ha aprendido de eso?

Aprendí muchísimo. Fueron dieciséis años de alejarme completamente de aquello que amaba, que era la moda, y sufrí mucho porque veía a otros compañeros lo que hacían y disfrutaba, y me alegro muchísimo del éxito de todos ellos pero, ver que tú lo puedes hacer y que no lo haces por miedo, porque estaba inseguro y atemorizado, es duro. 

De todas formas, ese tiempo me llevó a reflexionar y las cosas pasan porque tienen que pasar. Me vino bien y lo veo ahora con actitud positiva, porque hay que verlo así. Yo creo que era necesario que parase. Y si tuviera que volver a parar y dentro de cinco años volver a retomarlo, pues lo volvería a hacer.

He vuelto para quedarme, pero también pienso que nada es para siempre. La moda es cambio y a lo mejor no es bueno que yo esté en el cambio, o sí. Yo voy a luchar por seguir adelante, eso lo tengo claro.

¿Qué es para Lucas Balboa la moda?

La moda para Lucas Balboa no es tanto como cree la gente. A mi no hay cosa que más me guste, si hablamos de un Lucas Balboa personal, que tener un vaquero, unos tenis, una camiseta normal. ¿Una chaqueta? Bueno, sí. Sí me las pongo. Cuando tengo que ir arreglado te aseguro que me arreglo como el que más o como el primero pero también me gusta estar en pantalón corto en casa y ponerme las cholitas de levantar como cualquier hijo de vecino. Me encanta ponerme una bata que me abrigue y tirarme en el sofá a ver la tele.

No estoy todo el día en casa con una bata de terciopelo sentado en el sillón orejero fumando pipa,con el brandy en la mano y un libro de suetonio en la otra. Para nada. Yo en el transcurso de mi vida soy una persona normal vistiendo, no me arreglo en demasía porque no quiero llamar la atención; porque no quiero que la gente me vea por la calle súper arreglado para todavía darles más de que hablar diciendo que va como un marqués arreglado, de punta en blanco. No, porque se cuando tengo que arreglarme y cuando no.

Lucas Balboa. ¿Tan distante como parece?

No, nunca. Doy una apariencia distante y lo se porque me lo ha dicho mucha gente. Que soy distante, frío, calculador; y no soy nada de eso. Tengo un grave problema y es que soy miope, estoy ciego total, y soy muy despistado. No me quedo con la cara de la gente porque vivo en un mundo de abstracción total, muchas veces incluso en un mundo de fantasía.

Yo no soy para nada distante. Creo que lo elegante es saber estar donde tienes que estar. Mi profesor de EGB me enseñó muy bien que tienes que saber comportarte con un medianero como con un ministro. Lo elegante es saber comportarte, saber estar, y si la gente te juzga porque eres distante, quizás sea porque no me conocen.

Ya he tenido la grata experiencia de que muchas personas me digan, cuando me conocen, que nada tengo que ver con ese personaje. Evidentemente yo no tengo nada que ver con el personaje que han creado y mitificado otros, yo no.

IMG-20160308-WA0026Hay quienes ven la moda como inaccesible en la medida en que su precio es inaccesible. ¿Qué opina de esto?

Mentira, absoluta mentira. Me da muchísima rabia la moda que no es real, la que no baja a la calle, la que no tiene un precio lógico y justo. Me da rabia, una enorme rabia, la gente que piensa que no puede ir a un desfile de moda porque no son nadie y porque no son socialité. A los desfiles de Lucas Balboa puede ir y acceder cualquier persona de calle que le apetezca y quiera, aquella persona que ame la moda o que no la conozca y quiera tener un primer contacto. Yo siempre he dicho que si la moda no está al alcance de todos no es moda.

La moda para élites fue en otra época de la historia, hoy cualquier persona puede acceder al mundo de la moda. Evidentemente hay precios y precios, hay de todo, pero hoy en día la moda si es accesible. Yo soy feliz cuando hay gente que me escribe, que no conozco y no están vinculados al mundo de la moda, que me preguntan si pueden asistir a mis desfiles para ver una colección por primera vez en su vida.

¿Acercar la moda a la realidad es uno de los objetivos de Lucas Balboa?

Uno de los más importantes. Democratizar la moda. Hay que democratizar la moda, sobre todo en Canarias. Tiene que ser para todos. No puede ser para las élites porque no existen en esta isla, creen que existen, pero no existen.

¿Considera que en cierta forma la moda es parte de la cultura general de un pueblo?

Por supuesto que sí, fundamental. es que si no formara parte de la cultura estaríamos desnudos. Porque tenemos un traje que es perfecto, maravilloso y único; el propio. Pero tenemos necesidad siempre de cubrirlo y lo hacemos con arte, o al menos lo intentamos. A mi me gustaría que todas las señoras del planeta vistieran Dior, Valenciaga… me encantaría que todas pudieran disfrutar de ese placer. Que todos los caballeros fueran vestidos de Corneliani, de Salvatore Ferragamo, de Armani, de Lucas Balboa (se ríe); pero no puede ser. 

Me parece bien que la moda se democratice. Me parece bien que haya marcas más baratas o marcas blancas como las llamamos los que nos dedicamos al sector, para que la moda llegue a todos lados porque la moda sigue siendo cultura, sigue siendo un vehículo de comunicación increíble.

Moda son muchas cosas. Moda es industria, es trabajo; trabajo significa bienestar, bienestar significa una sociedad mejor, una sociedad mejor significa una sociedad más civilizada y una sociedad civilizada significa una sociedad más culta. Al final todo es cultura. Eso para mi es la moda.

Una de las críticas más frecuentes al sector son los cánones o estereotipos fijados para modelos de pasarela. Si bien es cierto que desde hace unos años, y España fue pionera en ello, se respeta el indice de masa corporal. ¿Qué tiene que decir alguien como Lucas Balboa, que es parte del sector, a quienes hacen esta crítica que a veces no coincide con la realidad?

No coincide con la realidad muchísimas veces. Entiendo que hay que respetar los cánones establecidos. Yo no los respeto y en mi pasarela soy muy abierto. Verán en mi pasarela del día 19 aquí en Santa Cruz de Tenerife, que hay chicos que ni son tan altos, ni están tan estupendos, ni son tan magníficos y tan maravillosos. 

¿Por qué? Porque también soy de los que entiendo que tengo que ayudar a los modelos a impulsarse. Me gusta tener un staff de modelos profesionales, me encanta, pero me gusta que la otra mitad no sea ni tan profesional ni tan magnífica. La realidad de la calle es otra, en la calle no vemos modelos, por eso prefiero tener un abanico más amplio.

A mi me gustaría hacer un desfile con gente normal. El señor que vende en la ferretería, un abogado, un médico, un arquitecto, un aparejador, un señor que limpia piscinas, un jardinero, un charcutero; yo no me moriría sin hacer ese desfile. Ese lo haré, seguro, y será un desfile increíble, porque es el desfile de gente real, la realidad de la vida , de la calle.

¿Cuál es el momento perfecto para Lucas Balboa en una pasarela?

El momento perfecto es un minuto antes de empezar, es mágico. Cuando empieza la sintonía y la gente quiere que salga ya, tiene ganas de ver la colección y yo digo, no, espera un poco. Ese es el momento principal. Luego el climax es cuando la colección sale y tienes respuesta del público.

¿El momento ideal en su vida?

Cuando llego a casa por la noche, soy la persona más feliz del mundo. Cuando salen mis tres perras como locas, invaden toda la casa, nos invaden a nosotros y me quedo a cenar en casa. ese es el mejor momento en mi vida, cuando ceno en casa. Cuando tengo vida normal es cuando más feliz soy.

¿El plan perfecto?

Pasear por París tranquilamente y morir en Roma. Tengo claro que quiero terminar mi vida allí, quiero irme de este mundo allí. Hay una conexión entre esa ciudad y yo muy especial. Las veces que he estado en Roma he sentido la necesidad de quedarme, hay algo que me ata a Roma. Me gustaría irme de este mundo allí.

¿La comida perfecta?

¿La comida como tal o la situación?

La situación.

En casa de mi padre con mi familia en el jardín. Para mi es perfecto. Una comida con mi familia es perfecta. Con mi familia de Icod o de Los Realejos. Tanto monta, monta tanto.

¿La llamada más deseada?

La de una multinacional que quiere comprar mi ropa. Esa es la llamada más deseada en estos momentos.

CONTINUAR LEYENDO LA ENTREVISTA >>>

No Comments

Leave a Reply