was successfully added to your cart.

Hablar de alta costura nunca es sencillo pero mucho menos lo es cuando esa alta costura se transforma en auténtico arte trasladado al mundo de la moda, desde el más cuidado trabajo laborioso, y en el que cada pequeño detalle implica horas y horas de trabajo para dar forma a un vestido inigualable.

Piezas únicas de valor incalculable, no solo por la gran calidad de sus materiales sino, también, por el gran trabajo que guardan tras ellas. Telas cuyo sonido parece susurrarte, pedrerías que deslumbran a tus ojos y pliegues que dan nueva forma a la pieza inicial.

La nueva colección de Hakan Yildirim es un claro reflejo de la alta costura de forma exponencial. Con su propuesta nos invita recorrer su jardín introspectivo, en el que las flores, elaboradas a mano sobre tela, cobran un gran protagonismo.

Esas flores junto con las estructuras y el volumen son la clave de una colección inigualable en la que, hasta la pieza que aparentemente es menos ponible o comercial, resulta ser tremendamente bella.

Es cierto que se trata de una colección más propia de alfombra roja que de celebraciones cotidianas pero, mentiríamos si dijéramos que es sólo apropiada para una alfombra roja, pues es mucho más versátil de lo que parece.

 

Con una paleta de colores empolvados muy variada, que va desde el rosa hasta el violeta pasando por amarillos, naranjas, azules o colores neutros como el negro y el blanco y con tules, encajes y pedrería como grandes protagonistas; es una colección concebida para enamorar a los sentidos llevando el trabajo de la costura a su máxima expresión.

La estructuración de cada una de las piezas es reflejo claro de un trabajo de modista exquisito en el que los cortes, las formas y los volúmenes atemporales realzan la feminidad. La combinación de todo ese trabajo junto a la alta calidad de los materiales transforman a un simple vestido en una auténtica obra de arte y, en definitiva, eso es moda.

Y a ello se le suma el arte propio de la alta costura de transformar materiales como la tela en maravillosas flores o crear la ilusión de que se trata de plumas cuando no deja de ser simplemente tela. La magia de engañar al ojo humano para hacerlo soñar. Y con esos detalles se le da coherencia a la colección y se refuerza ese hilo conductor del jardín introspectivo en el que nos invita a adentrarnos Hakan Yildirim.

Una colección que, como toda colección de alta costura, tiene mucho de la particular visión de la moda del propio modista y que está concebida para lanzar un mensaje, a veces complejo, a la sociedad.

En cualquier caso, toda colección de alta costura tiene por objetivo ser expresión artística y, como tal, no debe dejar indiferente a nadie y, en esta ocasión, la colección de Hakan Yildirim no deja indiferente.

Pero por mucho que tratemos de explicar la colección con palabras no existiría lenguaje suficiente para definirla. Por eso es necesario que la veas en cada una de las imágenes que te mostramos a continuación y que dejemos de hablar de ella, porque las palabras no son capaces de describir una obra de arte.

Una vez hayas visto la nueva colección eres tú el que debe definir su propia opinión sobre ella porque todo lo que yo te pueda contar no dejará de ser parcial y poco objetivo. Toda colección de alta costura que es obra de arte es imposible de analizar desde la objetividad y sin aportar algo de emocionalidad en la descripción.

Te invito a que seas tú quien dejes tu propia opinión en los comentarios a este post o en las redes sociales y que me hagas saber cómo has visto esta colección y si te ha gustado o no.

Te dejo un vídeo resumen de la colección para que puedas verla:

 

Hasta el próximo post!

Francisco Goya

Author Francisco Goya

More posts by Francisco Goya

Leave a Reply